Gran Canaria

GRAN CANARIA

El paraiso en la tierra

SOL, LUZ Y PLAYA TODO EL AÑO: GRAN CANARIA

La isla de Gran Canaria es la tercera en extensión (casi 1.600 km2), la tercera en altitud (1949 metros Pico de las Nieves) y la segunda en población (829.597 habitantes, INE, a 1 enero de 2008) del archipiélago canario. Ha sido bautizada como "continente en miniatura" por la diversidad de su clima, su geografía, su flora y su fauna.

La isla, con 1.560,1 km2, tiene una forma circular con un macizo montañoso en el centro. Su altitud máxima es el Pico de las Nieves, con 1.949 metros. Destacan también algunos monumentos naturales como el Roque Nublo (1.813 metros) y el Roque Bentayga.

El 29 de junio de 2005, parte de la isla de Gran Canaria fue declarada por la Unesco como Reserva de la Biosfera. La superficie protegida por esta declaración representa un 46% del territorio insular, además de 100.458 ha de zona marina.

La ciudad de Las Palmas de Gran Canaria es la capital de la isla y comparte la capitalidad de Canarias con Santa Cruz de Tenerife. Además, con 383.308 habitantes es la urbe más poblada del archipiélago, así como de la novena de España. Otras localidades importantes de la isla son Telde, Vecindario, Arucas y Gáldar.

SIEMPRE CON UNA PLAYA A SU ALCANCE

Gran Canaria cuenta con diversas playas de arena dorada y fina como las de Maspalomas, Playa del Inglés o Las Canteras. En la playa de Pozo Izquierdo se celebra anualmente una de las pruebas del mundial de windsurf de la PWA.

Las playas son el imán que atrae a millones de visitantes de todo el mundo. Las hay muy populosas y conocidas, como la larga lengua de arena de Maspalomas. Una enorme línea de arena rubia que parte de Playa del Inglés hasta tocar el pie del gran faro de Maspalomas, tras bordear un desierto de dunas que baña la costa sur de la isla.

En el sur encontrará otra larga serie de playas, familiares y tranquilas, como San Agustín, la playa de Amadores o la pequeña playa del Puerto de Mogán o las animadas del enclave turístico de Puerto Rico, uno de los lugares con mejor clima de todo el país y quizá del mundo.

Las playas del norte de la isla responden más al perfil de de refugio con pequeños enclaves marineros como Agaete, lugar de escapada para los que quieren dar esquinazo a las prisas.

La capital, Las Palmas de Gran Canaria, también en el norte, no esconde su particular motivo de orgullo: la cosmopolita playa de Las Canteras. Una kilométrica playa urbana que cubre la ciudad de bañistas y surferos.

En Gran Canaria no se podrá escapar. Allá donde vaya, tendrá su playa para disfrutarla.

TODO EL TIEMPO ES BUENO

Porque Gran Canaria presenta una gran diversidad climática, debido tanto al gradiente altitudinal como al efecto de los vientos alisios, que originan acusadas diferencias paisajísticas entre barlovento y sotavento. La capital insular, Las Palmas de Gran Canaria, es considerada la ciudad con el mejor clima del mundo según un estudio de la Universidad de Siracusa (Nueva York). Por su parte, Mogán, al sur de la isla, es el lugar de la Unión Europea con más días despejados.

El clima suave y benigno, es la norma en la isla. Casi todo el año. Un clima estupendo incluso durante los meses del invierno continental europeo. Los vientos alisios llegan a las islas Canarias, durante prácticamente los doce meses. Para hacer así del archipiélago uno de los lugares con mejor clima de Europa, gracias a los vientos húmedos y frescos del Anticiclón de las Azores. Esa es la causa del pequeño milagro climatológico que produce el tiempo primaveral de unas islas al pie del continente europeo.

Además Gran Canaria tiene también un carácter de isla montañosa, debido a su particular orografía picuda, que mezclado con los vientos producen gran variedad de microclimas. Así, mientras en las zonas costeras, sobre todo en la vertiente meridional, el clima es seco y soleado, todo cambia cuando ascendemos en altitud.

La temperatura del agua del mar, es igualmente cálida. Oscila entre los 18 grados de los meses de invierno y los 22 del resto del año. Esta circunstancia, junto a las 2.700 horas de sol anuales que se contabilizan en la isla, permite sacar el máximo rendimiento a los días de playa.

El verano en Canarias también se suaviza con los vientos que envía el océano a refrescar el Archipiélago. Un viento que regala veranos agradables, entorno a 24 grados. Un clima hecho por encargo para que usted disfrute de él.